Conservación de las ballenas orcas

La ballena orca ha disminuido en sus cifras globales, debido al medio ambiente y las acciones humanas. En este momento no se consideran una especie en peligro de extinción, lo que no significa que esfuerzos eficaces de conservación no sean necesarios. Especialmente en determinados lugares donde los números están disminuyendo rápidamente. Las investigaciones han demostrado que algunas orcas se encuentran amenazadas por la pérdida de su hábitat natural, así como una reducción en el suministro de alimentos en algunas zonas.

ballena asesinaEstos animales consumen toneladas de alimentos al día, lo que es una preocupación. En muchas áreas que están consumiendo los mismos peces que los pescadores de las zonas, y, como la cantidad de alimento se reduce, pueden tener que desplazarse más lejos para encontrar alimentos. Es aquí donde terminan heridos o muertos, debido a las redes de pesca y las embarcaciones en esas zonas. Algunas personas cazan a las ballenas orcas por deporte o para consumir su carne. Aunque no muchas ballenas orcas mueren por esta razón, sigue siendo un aspecto que disminuye sus números.
Se cree que el salmón es uno de sus principales fuentes de alimentos. Sin embargo, la cantidad de este ha seguido disminuyendo en la última década. Algunas orcas han sido capaces de adaptarse a otras fuentes de alimentos en una región determinada, sin embargo, otras no han sido capaces de hacerlo y el resultado es que no se están reproduciendo. Muchos de los miembros más jóvenes de las vainas también están muriendo por inanición.

Los esfuerzos de conservación pueden ser difíciles cuando se trata de proteger a las ballenas orcas, debido a que todavía no sabemos dónde pasan un importante período de su tiempo cada año. Sin esta información no tenemos manera de saber qué áreas necesitan ser protegidas y cómo hacerlo.

Se sabe que algunos tipos de eventos traumáticos pueden alterar el comportamiento y la reproducción de las ballenas orcas. En la década de 1990 hubo un gran derrame de petróleo en las zonas de Alaska, un grupo de ballenas transitorias de aquella región era casi de 400 en el momento y ahora sólo quedan siete. No existe ninguna evidencia que indique que este grupo se ha reproducido desde que ocurrió el incidente.

La caza de ballenas en la década de 1980 se cree que tiene parte de la culpa de la disminución en el número de ballenas orcas en el mundo. La mayoría de estos eventos se llevó a cabo en Noruega y la Unión Soviética. Japón también tuvo un papel muy importante.

El hecho de que las orcas no viven mucho tiempo en cautiverio hace que esto sea difícil de usar como medio para aumentar su número. En promedio, pueden vivir hasta 50 años en su medio natural (para los machos) y 60 para las hembras. Sin embargo, en cautiverio, la edad promedio es de unos 25 años. Como no se aparean hasta que tienen entre 15 y 20 años de edad y el hecho de que aproximadamente la mitad de las crías mueren en el primer año, se realizan esfuerzos de conservación para proteger a las ballenas en su ambiente natural, para que puedan poco a poco aumentar su número.
Como resultado, trate de no poner las orcas en cautiverio, a menos que definitivamente vayan a morir en su entorno natural. Esto es muy común cuando han sido lesionados, por lo que el cautiverio al menos puede darles unos cuantos años más de vida y tal vez la posibilidad de producir descendencia.

libro ¡IMPORTANTE!

¿Te gustan los animales?...descarga 100% gratis nuestro ebook: "Animales salvajes" y conviértete en un experto del reino animal.

Podrás conocer características sorprendentes, imágenes impactactes, curiosidades que ni te imaginas y mucho más sobre tus animales preferidos.
¿Qué esperas?... ¡ES GRATIS!